Las personas por lo regular le tienen miedo al ridículo. Es normal, a nadie le gustaría pasar por la vergüenza de que todos se burlen de algo que dijo o hizo. Pero al parecer hay un grupo de personas que no tienen problema con eso, o de menos no se dan cuenta de que lo que hacen es algo equivalente a pedir a gritos “¡ríanse de mi por favor!”.

Te pido disculpas desde ahora por lo que verás ahora, pero lo hago con el fin de que no se repita. Por favor, ya no lo repitan, nos dañan a todos con este tipo de publicaciones.

No sé, creo que primero debería de revisarse los ojos… ¡¡es Dross!!

Más bien parece que se va a rasurar el bigote…

Como cuando estás todo tranquilo y te llega un mensaje que te hace pensar en cambiar de país.

Sus posibilidades de encontrar novia son tan pocas como la calidad de esta imagen.

¡Se pasan! Pero la verdad es que sí se parecen.

En ese momento debes de borrar a tu tío del Facebook.

Ojala mi ciudad tuviera tanta seguridad como este chico…

Desafía las leyes de la física… y del Photoshop.

Me recordó a esas fotos de caritas que se tomaban antes a los niños. Sólo que este ya está bastante mayor…

Para quedar entendidos, éste chico siempre tiene amigos, aunque se vayan, regresen, estén, no estén, etc.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here