Los vemos en la pantalla grande como hombres perfectos y mujeres de ensueño. Pero cuando las cámaras se apagan y las filmaciones se terminan, actores y actrices de Hollywood vuelven a su atareada vida llena de asistentes a sus pies.

Pero -¡oh decepción!- muchos de nuestros actores y actrices favoritos tienen no sólo muy mal carácter, sino que han humillado a sus empleados y fallado en cumplir como jefes.

Algunos hasta son demandados por incumplimiento de contrato y constantes insultos. Aquí les presentamos a famosos que ordenaban a sus empleados hacer cosas terribles, indignantes y humillantes. ¡No soportarás tanto descaro!

Christian Bale

El actor que interpretó a Batman en las memorables películas dirigidas por Christopher Nolan, es uno de los famosos más groseros y con el peor carácter del medio. Es conocido por sus pedidos excéntricos y sus ridículas exigencias en cada película, además de ser muy agresivo con sus fans y sus compañeros.

En más de una ocasión insultó gravemente a miembros del staff y amenazó con llegar a los golpes por supuestas interrupciones. Uno de sus ex asistentes -Harrison Cheung- terminó en terapia y fue diagnosticado con estrés postraumático, debido a los abusos verbales de Bale.

Lady Gaga

Aunque en sus redes sociales Lady Gaga es un encanto, su ex asistente Jennifer O’Neill opina todo lo contrario, luego de renunciar a su puesto por las ridículas exigencias de la cantante pop. Dijo que debía estar con Gaga todo el día, y toda la semana, pues la cantante no soportaba estar sola ni un minuto. Jennifer no tenía descansos, vivía prácticamente con la estrella y más que su empleada se sentía como prisionera, y en varias ocasiones tuvo que dormir con ella. Incluso presentó una demanda contra Gaga para que le pagara el tiempo extra que invirtió con ella pues “no tenía vida” por su culpa.

Kylie Jenner

Esta diva de la alta sociedad y hermana menor de Kim Kardashian es conocida por tener carácter difícil y ser muy caprichosa; además tiene pésima memoria, pues ordena cosas y luego regaña a sus asistentes porque las hicieron. En un testimonio comentan: “Kylie me pregunta por la misma bebida todas las mañanas. Siempre le pregunto: «¿de qué sabor?», y ella dice: «tú debes saberlo». No creo que sea nada sencillo complacer a esta «socialité»”.

Kim Kardashian

Se ha ganado la fama de ser en extremo difícil. Su mal carácter, su humor cambiante y sus caprichos hacen huir a sus asistentes, que no soportan estar junto a ella mucho tiempo. Hay testimonios anónimos en los que se menciona que una de las humillantes tareas que encomendaba a sus ayudantes era mandar mensajes subidos de tono a su esposo, Kanye West, para mantenerlo motivado y estimulado sexualmente… Algo muy extraño.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here